The Blog

Bitacora

BITÁCORA DÍA 8 

Lunes 11/12/2017

 40 km recorridos – 71 km hasta el Polo Sur

Lat 89.34° – Lon 79.57°: Cubierta Polar Antártica

Altura 3,020 msnm -35°C,  – 10pm (hora Chile)

 

Hemos recorrido 40 KM, aún nos faltan 71 para llegar al Polo Sur. El cansancio empieza a aflorar…

 

 

Hoy fue un día largo y muy agotador, recorrimos 14 km en 8 horas, descansando 5 minutos cada hora para hidratar y comer algo. El frio volvió a su normalidad: -35C sin contar la sensación térmica por el viento gélido que sigue soplando desde el Sur, es decir hacia donde nos dirigimos. La paliza física de hoy no se asemeja a ninguno de los entrenamientos que hicimos en meses pasados con las llantas en Puntacana, Hyde Park y Suesca. Sin embargo, la disciplina de esos entrenamientos es lo que nos va a dar la fortaleza para completar nuestra travesía.

Después de tres días hemos recorrido 40 km, aun nos faltan 71 para llegar al Polo Sur.

El cansancio empieza a aflorar en cada uno de nosotros. Abbas no durmió bien anoche por la altura, y tal vez por sus propios ronquidos… yo compartí carpa con él anoche y me toco dormir con mis audífonos Bose y la música de mi playlist South Pole para conciliar el sueño. Hoy amaneció mejor y durante la travesía estuvo esquiando con un ritmo sostenido.  Juan Pablo esta algo resentido en los pies porque no esta acostumbrado al movimiento pendulante sobre el esquí, pero ya le cogió el tiro y hoy hizo unas tomas espectaculares para el documental. De mi lado, las rodillas, o lo que quedan de ellas después de tres cirugías de meniscos, están hechas una gelatina, pero congelada… jejeje.

Se preguntarán porque enviamos tan pocas imágenes de la expedición. Les voy a explicar todo el complejo proceso para  enviar una foto desde la Antártida, ya que en este sitio no hay cobertura celular. Pudiéramos transmitir videos vía satelital, como lo hace la televisión, pero esos equipos, además de voluminosos, son muy pesados y por lo tanto imposible de transportar en un trineo; entonces, la forma de enviar datos es a través de un módem satelital Iridium Go, al cual conectamos vía wifi una Macbook Pro donde descargamos las imágenes de las diferentes cámaras. Estas imágenes antes de ser enviadas por el módem satelital, deben ser comprimidas a un tamaño no superior a los 40kb, ya que la transmisión de una imagen tarda 4-5 minutos. Esa reducción de tamaño de 4-5 Mb se hace a través de un software especial que permite que la imagen al ser reducida no pierda mucho en calidad. Todos estos equipos (cámaras, módem, teléfonos, computadora, etc) tienen baterías que se descargan muy rápidamente debido al frio. Es más, antes de encender cualquier equipo  es necesario calentarlo para llevarlo a temperatura ambiente, la mayoría de las veces colocándolo entre la chaqueta y el cuerpo. Para cargar las baterías tenemos dos acumuladores que se recargan con paneles solares portátiles plegables; afortunadamente aquí podemos recargar de noche cuando estamos descansando en las carpas porque tenemos abundancia de luz solar durante todo el día.

 

Ya van a ser las 10:00 pm, y aquí estamos dentro de la carpa escribiendo esta bitácora, para luego proceder a enviar las imágenes del día, antes de conciliar el sueño dentro de nuestros sacos de dormir.

 

Hoy durante la travesía estuve reflexionando sobre una de las razones que me empujo a organizar esta expedición, además de la pasión por la aventura, quisiera llamar la atención de la generación de relevo acerca del continente Antártico, que es el más desconocido y el menos explorado de nuestro planeta Tierra. Tan así, que a veces se confunde el Ártico (Polo Norte), que no es un continente sino una masa de hielo flotante, con la Antártica (Polo Sur), que es un continente mas grande que Europa, con cordilleras de montañas que casi alcanzan los 5,000 metros de altura.

Quisiera que los jóvenes se interesen más acerca de los estudios científicos que se están realizando en las diferentes estaciones de investigación ubicadas en la Antártica, ya que muchas de las conclusiones de esos estudios nos darán indicaciones de como preservar mejor nuestro planeta. Obviamente no hace falta viajar hasta el Polo Sur para preocuparse por los cambios climáticos que están ocurriendo en nuestro planeta Tierra; cada uno de nosotros puede impactar en los ecosistemas que están en riesgo en las ciudades donde vivimos. Como ejemplo, quisiera mencionarles que el 90% de los corales de nuestros mares y océanos están en peligro de extinción. En Punta Cana, el lugar donde resido, se está llevando a cabo un proyecto de siembra de corales involucrando a los colegios y comunidades locales de pescadores, mediante un programa denominado “Coral Gardens” liderado por la Fundacion Grupo Puntacana.

Y hablando de cambios climáticos, les tengo una noticia para todos los niños y niñas que están siguiendo esta expedición a través de las redes sociales:

Nos enteramos a esta latitudes, que Santa Claus está de visita al Polo Sur preocupado por el aumento de temperatura en el Polo Norte, entonces decidió venir a ver como es el clima en la Antártica. Es muy probable que nos encontremos con el cuando lleguemos al Polo, por lo que podemos llevarle los mensajes que ustedes publiquen en nuestro blog.

Bueno, ya me toca despedirme para enviarles esta bitácora antes que termine el día, no antes sin enviarle los deseos de Feliz Cumpleaños a mi hermana Maria y un saludo muy especial a las Musas de Puntacana que están reunidas esta noche para un intercambio de regalos: no se olviden del mio!!

Un abrazo polar, 
José Francisco.

 

 

 

 

Facebook

1 Comment

  1. María Margarita Rodríguez diciembre 13, 2017

    Deseándoles muy buen tiempo mañana y una excelente jornada. Espero el regreso para tener la oportunidad de escuchar de sus propias voces las maravillosas experiencias y las anécdotas que no faltarán. Un abrazo MM

    Reply

Leave a Comment

Your email address will not be published.